AQUÍ SE GUARDA NUESTRO PASADO



Recuerdo clarito, como si fuera ayer, cuando cerraron las minas de Lota, era un adolescente y no estaba ni ahí con lo que sucedía, a pesar de que la ciudad entera parecía que chocaba a todo ritmo frente a un muro de hormigón, yo no estaba ni ahí, en que me afectaba?, en naaada.
Pocos meses pasaron hasta que un día, ooo que día!, en el derruido estadio Municipal de Lota Bajo, había una montaña de chatarra, aquí debo aclarar, chatarra para las autoridades, un tesoro para mi. Se trataba de las maquinarias sacadas con rabia desde las galerías de las minas, que ya habian cerrado sus puertas, eran trenes eléctricos, carros, circadoras, rieles, pequeños camiones, trenes, trenes, trenes y mas trenes, la mitad sur del estadio se pobló de esa maquinaria, y como no, mis tardes fueron mas entretenidas jugando entre esas ruinas, que con el transcurrir de los años, tomaban un color rojizo, por el óxido.


Nunca pensé que la historia se repetiría. Curioseando nuevamente por ahí, cámara en mano, me detuve frente a un ruinoso edificio, emm, bueno, como alguien dijo, es una pena que en Lota todo sea ruinas, no me llama la atención, pues es uno mas, de las decenas de edificaciones levantados por una Compañía Privada, en el pueblo mas insignificante de Chile, cual mas va a ser; Lota.


Apunto lo que dijo un escritor sobre el Hospital minero:

"El Hospital de Lota Alto está dotado de dos salas para hombres, una
para mujeres, una de Maternidad y otra para niños; piezas individuales; dos
Gabinetes de Cirugia Menor, uno para hombres y otro para mujeres; un Pabell6n
para Cirugia Mayor; Secciones de Ginecologia, Oftalmologia, Otorrinolaringologia;
Luz Ultravioleta, Sol de Altura; Gabinetes de Rayos X, de
Ultratermia y Fisioterapia y Mecanoterapia; un Laboratorio Clinico; Departamento
de Esterilizaci6n y Utiles e Instrumental de Cirugia; Farmacia; Servicio
Dental, Lavanderia a Vapor y Posta con Servicio de Ambulancia."

Los 100 años del Carbón, Octavio Astorquiza, Lota, 1952

El Hospital de Lota se transformaba así, en uno de los mas modernos de Latinoamérica, además, acá llegó primero la electricidad, lo que permitió un gran avance en temas de salud.

Los hombres y niños mineros, heridos, eran traidos hasta este lugar, donde se brindaba la medicina adecuada, de forma gratuita. Asi mismo, existía un buen edificio levantado para ayudar a las familias mineras con leche, también gratuita, para cada niño o niña.

"En un local especialmente construido, funciona una Gota de Leche, destinada a dar lecciones practicas de puericultura y a proporcionar las mamaderas necesarias...también se proporciona atención médica a los lactantes y baños...se considera todo esto como la forma mas eficiente de resolver el problema de la mortalidad infantil"

Lota, Antecedentes históricos, con un Monografia de la Compañía Carbonífera e Industrial de Lota, Octavio Astorquiza, 1942

Sobre el edificio al que entré: ahí estaban nuevamente, decenas y decenas y decenas de maquinarias y muebles de antaño, me miraban oxidados. Una silla está botada en un rincón, el viento silvaba fuertísimo. 
Se trata de lo que vomitó el Hospital de ENACAR, hace unos años, cuando alguien tuvo la magnifica idea (ironía) de llevar parte del municipio allí, en vez de levantar un nuevo edificio en el centro de la comuna, como corresponde. Lo acepto, son viejitos, a quien les podría servir?  Pero, piso unos papeles, dicen "Hoja de Consulta, Hospital Lota" waaaaaa!!! Y a quien le importa, solo son muebles, testigos, de tantas luchas, penas, alegrias y un montón de historias personales de hombres y mujeres que ya murieron. 



De pronto, el guardia se acerca, es que, tal y como sucede con las instalaciones del Muelle de Embarque (de 1852), aquí se prohíbe tomar fotografías, misterio o no, tengo mis teorías; CORFO, responsable de cuanto sitio abandonado y en ruinas haya en Lota, no permite la toma de imágenes y grabaciones, a no ser que se cuente con un permiso especial, porque simplemente no les conviene, cómo van a querer que les mostremos al mundo la embarrada que tienen un grupo de santiaguinos, que en sus vidas han escuchado de Lota, con suerte lo asocian al carbón.

Rapidamente, me escondo, mi acompañante (que no les nombré) lo distrae; se aleja, me salgo del lugar, con rabia o pena, o una mezcla de ambos, es que, para los que me conocen, saben que lucho para proteger lo que encuentro, en mi casa tengo de todo, ladrillos de la fabrica, botellas antiguas, clavos y cuanto fierrito encuentro, no para lucrar, jamás, eso lo hacen los políticos (jijijiji) yo los guardo para…bueno, para… no se, miro fotos antiguas y lo único que veo es a un montón de personas muertas y qué queda de ellos, nada, solo restos de sus muebles, cuadernos y ropa. Si yo muero, me gustaría que mis cosas se resguardaran en un museo, y me sentiría honrado al saber que hay gente interesada en conocerme, en ver mis fotografías y todo eso, pero nop, todo mal.



Como podremos salvar esos muebles de antaño?, aun estoy seguro que pongo a dispocisión y gratuitamente una vieja media agua que tengo, para que no se oxiden mas, pero, señores, guarden esos objetos que nos pertenecen a todos! no los preservan y no los dejan preservar!

Será para mi un placer, ooo, verdadero placer mencionar en el libro que escribo, con nombre y apellido, las cabezas de los responsables de esta masacre que se hace frente a nuestra historia, partiendo por CORFO hasta mi municipio querido. Ellos son los que gritan a los cuatro vientos; "LOTA, LOTA, QUE SE DECLARE LA CIUDAD COMO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD"...no sean...hipócritas, el día que vengan los de la UNESCO, seré el primero en colgar un lienzo que diga unas cuantas verdades.
La critica es con cariño, pero, como se que jamás, pero jamás llegará una respuesta, internet es testigo de que existen un par de personas interesadas en proteger, lo ya desportegido, aunque, ojo, se que no todo se puede proteger y que hay que priorizar, pero, nómbrenme una cosa que esté bien (dije bien) protegida en Lota; la Hidroeléctrica, que se cae a pedazos?, el teatro, que se cae a peazos?, Las fabricas de Lota Green, que se caen a pedazos?, la Estación de trenes, que, bueno, que ya se cayó? No hay nada protegido, ni los pabellones se restauraron con la misma línea original.



Comentarios