Edificio de la escuela Matías Cousiño, símbolo de la arquitectura modernista


Escuela Matias Cousiño, década del 40.
Fotografía de Marcos Chamudes. Colección Museo Histórico Nacional

Se trata del mas famoso y a la vez longevo establecimiento educacional en la comuna de Lota, cuyos registros mas antiguos nos retroceden hasta la lejana época de los industriales, allí en el año 1887 la Compañía fundaba en un extremo de la meseta de Lota Alto, la primitiva escuela para hombres Matías Cousiño.
Si bien, existen fotografías de antiguas escuelas en el Lota industrial, es dificil identificar con certeza cual haya sido este primitivo edificio, sin embargo, las imágenes del nuevo establecimiento educacional, de la década del 40 si se han conservado y bien vale la pena analizarlas.

Cuando finalizaba la Primera Guerra Mundial, nuevos aires arquitectónicos rodeaban el continente, el Bauhaus hacía su entrada triunfal; donde "la forma seguía a la función". En este estilo arribado a América desde el Continente europeo encontramos interesantes muestras arquitectónicas a lo largo de nuestro país.

En Lota, el terremoto de 1939 causó estragos, así lo demuestran los registros de la época que cifran los daños en $10.889.757,00, cifra extremadamente grande para la época. 

La necesidad de emplear nuevos materiales acordes a los tiempos vividos, trajo consigo a un grupo de arquitectos de renombre en la historia local como Hernán Vega, L. Arrets, E. Knockaert y Wilfredo Geisse, este ultimo sería el responsable de reconstruir la nueva Escuela Matías Cousiño* (es el mismo arquitecto que diseñó el edificio para el Desayuno Escolar, en 1933 en Lota Bajo). Así, recién iniciada la nueva década del 40, en pleno Barrio Central de Lota Alto (entre pabellones obreros) se iniciaba la construcción del nuevo edificio.

Si bien, la influencia del Bauhaus se considera como tal hasta fines de la década del 30, en nuestra comuna fue Wilfredo Geisse quien, utilizando solo líneas rectas, levantó el edificio que hoy conocemos como tal.

*En algunos planos de la época se menciona también como arquitecto a Eduardo Knockaert

Primitiva presentación de la Escuela Matias Cousiño en Lota Bajo. Col. personal

La reconstrucción post terremoto llegó de la mano con estos nuevos estilos arquitectónicos agrupados en el art decó, que dejaría su huella en gran parte del Establecimiento Minero, asi como en el plan de la ciudad baja. Basta recorrer algunas calles del centro de Lota, para encontrar edificios de este estilo (las casas ubicadas en los alrededores de la Plaza Chillancito, en las intersecciones de Carrera con A. Pinto y en Avenida Matta), también los edificios industriales como la Administración General (actual CFT Lota-Arauco), el Club Social, el Casino de Empleados y el mismo Hospital de Lota Bajo conservan similitud arquitectónica.

La Escuela Matias Cousiño contaba  a fines de la década del 40 con veinte salas de clases, gimnasio cubierto (utilizado para conferencias) así como extensos patios para los recreos.
Mientras los hijos de los lotinos estudiaban de dia, en el mismo edificio se dictaban a la puesta del Sol, clases para los adultos dedicados a la matemática aplicada al trabajo industrial. Tambien se dictaban talleres para trabajos manuales incluyendo cursos para las mujeres.

Fachada de la Escuela Matias Cousiño, caracterizada por un cierto "abandono" de los elementos decorativos, predominando en su lugar las líneas rectas. Col. personal
Finalizada la década del 50 la ciudad enfrentó otro poderoso terremoto, el cual dañó gravemente los edificios levantados durante el periodo anterior, aunque se observó que la nueva arquitectura empleada en las últimas décadas había logrado resistir de mejor manera el sismo. En Lota Alto desaparecieron mas del 80% de los edificios de arquitectura inglesa principalmente los pabellones obreros (de los cuales solo el Pabellón 83 se conserva en la actualidad en el Barrio Fundición y un grupo de tres edificios para los empleados camino a Pique Grande, de 1904), se mantuvieron en tanto, los edificios modernistas, los cuales emplearon los nuevos materiales como el hormigón armado. Lamentablemente el terremoto del 2010 afectó gravemente a la Escuela Matías y al resto de los edificios del antiguo Establecimiento, lo mismo sucedió con el Mega-temporal de 2012, cuyas ráfagas de viento superaron los 120 k/h y terminaron arrancando la techumbre del Teatro CCIL y de innumerables escuelas, incluyendo la Matias Cousiño.

Actualmente la escuela que diseñara W. Geisse en los años 40 se sigue utilizando para el fin con el cual fuera concebida; son miles los alumnos y alumnas que cada semana repletan las salas donde en el pasado estudiaron nuestros padres y abuelos. Sin embargo, el establecimiento educacional ha cambiado su nombre por el de Thompson Matthews, en honor de la antigua escuela ubicada frente al Casino de Empleados y camino al Parque que abandonó esos sectores en abril de 1994 por temas de seguridad.
Es la ciudad de nuestras familias.

Asi quedaba la Escuela Matias luego del temporal de 2012. Se mantendría en las mismas condiciones por un años mas.

Comentarios