¿Se inundaba también la ciudad de nuestros abuelos?


Por quinta vez consecutiva en lo que va del año el Hospital público de Lota Bajo se inundó, situación gravísima si consideramos el estado en el cual quedó la sala de urgencias del recinto; prácticamente inutilizable. 

Tambien el centro de la ciudad sufrió las consecuencias de la inundación, pero, acaso sucedía lo mismo en la ciudad que conocieron nuestros abuelos? se inundaba Lota Bajo a fines de 1800?
Remontémonos a la época de los industriales fundadores de nuestra ciudad; no existían los grandes edificios que hoy tenemos en Lota, no había transporte público, solo un ínfimo porcentaje de las calles del centro estaban adoquinadas; no existía por tanto alcantarillado y el comercio se limitaba a unas cuantas carretas tiradas por bueyes que, guiados por los hombres se instalaban en los alrededores de calle Monsalve (el inicio de la popular feria).







"En los meses lluvioso del invierno, este camino (entre Coronel y Lota) se hace intransitable, tanto por ser de un terreno o cascajo excesivamente gredoso y blando, como por las infinidades de zanjas que se forman por los aluviones y corrientes de agua que en vertiginosa carrera se desprenden desde lo alto de las diversas cañadas en dirección al mar"
Aracena F. La industria del Cobre




La plaza de Lota Bajo antes del cambio de siglo experimentaba inundaciones casi tan grandes como las que hoy conocemos, pues en aquellos años solo contaba un precario sistema de evacuación de las aguas lluvias en dirección a la Estación de Ferrocarriles.

Para 1848 (antes de la llegada de los Cousiño) existía un pequeño grupo de casas desparramadas en la playa que en aquellos años se adentraba hasta calle Matta (donde estaba la Estación de Ferrocarriles). En los climas de verano desde el cerro de Lota Alto se podía observar como el viento levantaba inmensas polvaredas por toda la parte baja, es que esta zona ventosa de Arauco es rica en tierras sueltas arcillosas de color rojizo. En invierno, sin embargo, el panorama empeoraba bastante: desde los altos cerros que rodeaban el caserío pequeños esteros terminaban transformándose en desbordantes ríos. Aun para cuando Lota Baja se dejaba querer por la Familia Cousiño a fines de 1880, con su calle central adoquinada, con la enorme Parroquia frente a la Plaza y los hermosos edificios neoclásicos, el centro de la ciudad se inundaba por completo.

Hoy, en pleno siglo XXI, la ciudad cuenta con cierto sistema de aguas lluvias (tal vez consideramos que es deficiente, pero se cuenta con él), en el cambio de siglo sin embargo, no existía tal sistema; los canales Caupolicán y Bannen arrojaban sus aguas por pleno centro de la ciudad y para cuando llegaban a la línea férrea ya se habían desbordado.


La parte inferior de la fotografía nos muestra una de las zonas mas inundables que tuvo Lota hasta bien entrado el siglo pasado, pues hasta aquí llegaban las aguas que caían desde los cerros mas lejanos. El problema no se solucionaría, ya que hasta hoy este mismo punto de la ciudad se continúa inundando (sector la cancha).

Hay datos de escritores antiguos que nos describen que en el siglo XIX existía una especie de "playa", si, si! con arenas y agua, que se formaba en la actual plaza Chillancito, lástima que las aguas de este "balneario" eran aguas servidas que los habitantes del Establecimiento Privado de Lota Alto, arrojaban colina abajo: otra zona inundable que hasta hoy no encuentra solución.


Y EL HOSPITAL?


En cuanto al Canal Caupolicán, harto se ha criticado, pues en los últimos intentos de limpieza de este canal, hasta un maniquí encontraron en medio de la basura: razón fundamental para que colapse y se inunden las calles colindantes. Ahora, recordemos que el Hospital de Lota Bajo inició su construcción en la década del 40 y presenta una notoria aqruitectura de aquellos años (art-decó), la cual ya no está en función de contener la demanda de público, sumemos a eso las inundaciones de algunos sectores como Urgencia y farmacia que están construidos bajo la cota de inundacion.

NOTA IMPORTANTE: Hace un poco de tiempo con un acompañante, decidimos remontarnos por el canal Caupolicán, hasta encontrar sus orígenes en los cerros cercanos, nuestra sorpresa fue mayúscula cuando nos topamos de golpe con la nueva Ruta 160 que pasa por la zona alta de Lota, exacto! está obstruyendo parte del joven canal! y para colmo, toda la tierra gredosa que se sacó del cerro, se arrojó quebrada abajo por el mismo canal: ESTA ES UNA BUENA RAZÓN DEL POR QUÉ EL CENTRO SE INUNDA, PERO CON BARRO! el cual desciende desde este canal.
Invito a los valientes a que inspeccionen el nacimiento del canal y se sorprenderán al ver lo que ha realizado Acciona al construir su carretera.


El nacimiento del Canal Caupolicán se halla obstruido por, literalmente, una montaña de tierra que la empresa Acciona arrojó por la quebrada para construir la Carretera, es esta misma tierra la que va a parar al centro de la ciudad (corroborémoslo con el color de las aguas que inundan las calles de Lota Bajo)

Y EL PASEO PEATONAL RECIÉN REMODELADO?

He aquí un interesante punto: nuestro paseo central ha sido remodelado varias veces desde el año 2000, cambia su forma con cada administración (!), ahora bien, como todo Lota Bajo, el suelo es arenoso; la ciudad ha sido construida sobre una antigua playa que existió aquí en época de la conquista de Chile. Me detengo en la remodelación que se llevó a cabo hace unos cuantos meses: bien lindo quedó el centro, sin embargo algo me llama poderosamente la atención: DONDE ESTÁN LOS DESAGUES O LOS DRENAJES PARA LA LLUVIA? chascarro! chascarro! no quiero pensar que los olvidaron, pero no deja de llamar la atención que en las dos cuadras del paseo, oh! no hay ni un solo sumidero para la lluvia, salvo en las calles perpendiculares.

Invito a la comunidad a que se cerciore por si sola de estas mis palabras cuando pasee tranquilamente por el centro (si es que no está inundado).


Nuestro paseo peatonal se halla dentro de este rectángulo rojo, sin embargo no existe un solo sumidero para evacuar las aguas.
Al fondo tenemos nuestro remodelado Paseo Peatonal / imagen de Raul Carrera

Será culpa de nuestras autoridades que Lota se inunde? tal vez sea culpa de todos, partiendo de quienes arrojan basura en las poblaciones mas altas y que terminan en el plan hasta nuestras autoridades que deberían moverse mas para lograr implementar un moderno plan de evacuación de aguas.
Consideremos también que ni Concepción logró resistir toda la lluvia caída durante las últimas semanas, inundándose varias de sus principales avenidas (como Carrera con Paicaví), por lo tanto, era casi predecible ver lo que sucedería en Lota.


Y pensar que hace unos días caminé por la entrada a la feria y luego.... / imagen de @Radiobatery)

Comentarios