El Palacio Cousiño, la mansión mas opulenta del sur de Chile. Parte III



Hace una semana iniciamos este viaje por el pasado de un edificio; seguramente si has leído ya la segunda parte de esta historia, esta última sección no te la puedes perder.

Pues por la fotografía de portada de esta entrada es posible que ya te imagines que pasó con el Palacio de la Señora Isidora, pero, es momento para profundizar mas aun. Veamos como termina todo esto.

20 años ha permanecido desocupado el gran Palacio de la Señora Isidora, completamente cerrado a su uso original, pero no a las visitas que lo admiraban. Algunos lugares se encontraban clausurados a la vista, prometiendo esconder en sus desconocidos salones un mundo de otra época. Allí se ocultan historias familiares, muertes y fracasos rotundos, pero también buenos momentos. Una ventana abierta en el segundo piso sacude lentamente una cortina de seda azul, que decora el salón de la Señora.

Durante estos 20 años que estuvo sin morador, misteriosamente se extraviaron valiosos objetos del Castillo;

"Los bajo relieves y artísticas figuras, finamente esculpidas en madera, del gran comedor y otros departamentos, que fueron en ocasiones, mutiladas por los turistas que visitaban el Palacio, en el afán de llevar un recuerdo del monumento"


Astorquiza O. Lota, Antecedentes Históricos con una Monografía de la Compañía Carbonífera e Industrial de Lota. Valparaíso, Chile. 1942.

Un nuevo personaje entra a este relato, bueno, no tan nuevo, recuerdas que en la última parte mencioné el nombre de Carlos Cousiño? pues bien, el era uno de los hijos de la Señora Isidora quien ya bien entrado el siglo XX, tomaba el cargo mas alto dentro de la Empresa de su familia.


Don Carlos Cousiño, el último de los Industriales del carbón, a él le debemos prácticamente todos los edificios antiguos que se mantienen en pie

Bajo la orden de Carlos Cousiño, la nueva Compañía Carbonífera e Industrial de Lota, rehabilitaba en 1921 las habitaciones del palacio para instalar allí sus oficinas administrativas. Así se mantendría por años...

Este Carlos Cousiño fue un industrial como pocos; se preocupó extremadamente por el bienestar social de sus trabajadores, pues el decía que "un obrero feliz, es un obrero que produce mas", por ello, el señor Carlos fue bastante admirado por los habitantes de la época. A él le debemos entre otras cosas; el Teatro, las piscinas (de Empleados y de obreros), los Casinos (de Empleados y de obreros), el Estadio de Lota Bajo, La Parroquia Matías de Lota Alto, el Desayuno escolar para los niños mas pobres en Lota Bajo, la Gota de Leche para entregar mamaderas a los pequeños en Lota Alto, mejoras en los pabellones obreros, seguridad y modernización en las fábricas y muchos etcéteras mas. Sin embargo, en 1931 fallecía el que sería el último de los hombres del carbón en la zona.

Es 1939 y toda la región del Bio Bio se sacude frente a un nuevo terremoto; es el fin de las ciudades neoclásicas del sur de Santiago. Como el epicentro fue bastante cerca de Lota (Chillán) las consecuencias no se hicieron esperar.

El Terremoto causaba una destrucción inimaginable en toda la provincia; ricos y pobres sufrieron las mismas penas. En lo que atañe al Palacio, este sufrió considerables daños en el tercer piso, en la techumbre y practicamente en todos sus ornamentos exteriores.

Los industriales de aquella época sabían la importancia del edificio, por ello idearon un plan para mantenerlo a pesar de los daños. Fue necesario quitar todos aquellos elementos exteriores que revistieran peligro; se despedían así las esculturas, los marcos decorados; la fachada en general perdía toda su originalidad. Pero lo mas grave fue que se estimó prudente eliminar las dos grandes torres que lo hacían parecer un verdadero castillo; con ello se eliminaba también todo el tercer nivel, el que era el mas dañado.

Este es el Tercer Palacio de la señora Isidora, en realidad, ella nunca lo conoció, pues este edificio es consecuencia de la destrucción ocasionada por el Terremoto de 1939 a su antigua mansión. Su primitivo palacio se transformaba dramáticamente y así se mantendría por varias décadas mas.





Dos vistas del Palacio en diferentes épocas; el de la izquierda nos muestra el edifico que mandó a construir la Señora Isidora en 1885 y el de la derecha nos muestra como se reconstruyó el Palacio luego del Terremoto de 1939



Una vista aérea en la década del 40 nos muestra las verdaderas dimensiones de esta obra de la arquitectura. Emplazado al centro del Parque, cuya vista dominaba casi todas las fábricas.


En este punto de la historia entran nuestros padres, que probablemente conocieron en primera persona este Palacio, claro, la idea era que nosotros hoy tambien lo conocieramos, pero...

Ya en 1960 el terremoto mas grande del que se tiene registro terminaba por concluir esta historia. Los daños en la ciudad fueron importantes; la Torre Centenario quedaba dañada para siempre, desaparecieron fabricas enteras, así como pabellones obreros. Es preciso la demolición del Palacio, decían las autoridades de la época; así, un año después se iniciaba la destrucción del edificio.

En pocas semanas los restos de la mansión fueron arrojados quebrada abajo, hasta sumergirse en el mar; los restos de mármol mas afortunados quedaron ocultos entre la vegetación del acantilado; árboles de mas de 100 años recibieron tristemente las toneladas de piedras que cayeron desde el Parque y allí se mantienen hasta el día de hoy, ocultas ya por completo entre la maleza y abrazados por los únicos testigos de la mejor época de un pueblo; unos viejos árboles que cuelgan frente al mar.


Hace un siglo estos restos pertenecían al Palacio Mas opulento del sur de Chile, hace un siglo...









Esta es la única manera de "tocar el Palacio de la Señora Cousiño", Wooo, sostengo 150 años de historia!






Enorme conjunto que en alguna bella época decoraba con toda seguridad el Castillo de la Señora. Todos los ladrillos se hicieron hace siglo y medio en las fábricas de Lota.


...


Finalmente dejo este documental grabado por la Compañía Carbonífera de Lota para celebrar sus 100 años de industria en 1952. En él veremos al verdadero protagonista de esta historia, al Palacio de la Señora, aquel que se reconstruyó después del terremoto de 1939. Te lo apunto; min. 4:30



Un dato; recordemos lo que vimos en la primera parte de esta historia: Don Luis (esposo de doña Isidora) con la gran fortuna con la que contaba le regaló a su mujer innumerables edificios y parques por todo Chile, sin ir mas lejos, en Santiago aun existe el otro Palacio Cousiño. Si observamos con atención es bastante similar al de Lota en su última etapa.


El Palacio Cousiño de Santiago, símbolo máximo de un bella época industrial chilena. La Fotografía es de Sary Santiaguina.





Por último quiero recordar que este no es un trabajo de unos minutos; para escribir cada artículo invierto largas horas en investigar sobre el tema. Si necesita conocer las fuentes en las que me baso para escribir sobre este tema en particular, puede dejarme un comentario mas abajo, en facebook o bien revisar estos datos que me han apoyado en mi investigación.

Obs. Si la fotografía de portada es tuya no dudes en contactarme para indicar tu pertenencia al pie de ella. Busqué por todos lados pero no fui capaz de encontrar a su autor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS



Comentarios