Cuando el pasado se convierte en cenizas: La triste historia de los incendios en Lota


Algunos han sido mas desastrosos que otros, sin embargo, todos han dejado una huella imborrable en una pequeña y antigua ciudad al sur de Concepción. Se trata de los incendios que han asolado construcciones de carácter patrimonial, la mayoría de ellos eran edificios habitados por la misma comunidad (como el caso de los pabellones de Lota).


Hoy, que abundan los incendios forestales (es mas, mientras escribo este artículo continúa sin control el de Laraquete, con mas de 1000 hectáreas consumidas), recordamos aquellos edificios históricos que pasaron a engrosar el listado de "convertidos en cenizas".


Por Andrés Rivas

Derechos imagen de portada: @Francsinatlas



La Estación del Ferrocarril de 1888

26 de marzo de 2010, pocas semanas han pasado desde el terremoto de aquel año, el cual provocó numerosos daños en nuestra ciudad. Sin embargo, una de las estructuras sobrevivientes, la Estación de Ferrocarriles de Lota, logró mantenerse en pie después de los 8.8 grados. 

La felicidad no duró mucho, pues un gigantesco incendio terminó con el edificio mas antiguo de la ciudad, construido en 1888 cuando se unió Concepción con Curanilahue por medio del Ferrocarril (91 kilómetros en total).

La Estación, construida con madera nativa, de una planta y con chimenea de ladrillos de la Fábrica lotina, fue víctima, según se sabe, de un cortocircuito provocado en una de las viviendas anexas (también de la época). Destaco aquí que el lugar era frecuentado por numerosos indigentes y que nunca contó con un cerco perimetral.

Luego del incendio solo se mantuvo la vieja locomotora del patio (pronta a volcarse de los rieles) y la chimenea de ladrillos.


La Estación de Ferrocarriles, fotografiada en 1890, se mantendría casi intacta hasta el año 2010.







Solo la vieja locomotora y una de las chimeneas indican que en este lugar se hallaba el edificio mas antiguo de la zona.


.
El Hospital de la familia Cousiño de siglo y medio

1870 es el año en el cual bajo la orden de don Luis Cousiño y doña Isidora Goyenechea, se construía un Hospital para los trabajadores de la Compañía. Los servicios aquí prestados eran sin costo tanto para empleados como obreros.

El Hospital de Lota Alto se encuentra en el mismo lugar desde hace mas de 150 años, sobreviviendo al terremoto de 1939, al de 1960 y al de 2010, sin embargo, no logró resistir el fuego, que terminó por destruir el ala principal (la que mira hacia el sur) en diciembre de 2013.

Este edificio se mantuvo en funcionamiento hasta mediados de la década de los 90, para posteriormente estar en abandono por algunos años, hasta que parte del municipio vino a instalar sus oficinas en el lugar. Para ello se restauró gran parte del edificio, guardando sus características originales (mezcla de art-decó y neo gótico), como pisos y paredes de cerámica, maderas del entretecho y aun los jardines que le rodean (aunque también se demolieron algunos edificios fuera del recinto principal, como la morgue).

En la zona donde se originó el incendio se instalarían momentáneamente las oficinas de carabineros (mientras se construía el nuevo edificio), sin embargo, todo quedó en nada, pues las llamas consumieron esa parte del edificio que estaba abierto a la calle principal (sin protección) y donde frecuentaban jóvenes a hacer de las suyas.

Aun se esperan resultados de la investigación, pero como tengo aires de vidente me aventuro a decir que todo terminará en nada.


Un automóvil aguarda en la entrada principal del Hospital a mediados del siglo XX. Aquí puedes ver una galería con este tipo de montaje fotográfico.

Diciembre de 2013, el mismo edificio que se encontraba en restauración terminaba envuelto en llamas. 



.
La casa junto al Muelle de los años 20

De la interminable lista que aquí expongo este es el edificio incendiado que mas me duele recordar. Fue por años símbolo del deterioro de una bella época. No se tiene un registro exacto de la fecha de su construcción, sin embargo, por el análisis de textos y fotografías de la época, es seguro afirmar que se trata de una casona de la década del 20, construida para el o los administradores del Gran Muelle de Embarque (uno de los mas modernos de Chile en su época).

La casa estuvo construida al viejo estilo europeo, con finas terminaciones en puertas, ventanas y cornisas (todo en madera nativa). Contaba con habitaciones en el segundo piso y un par de chimeneas de ladrillo de la fábrica cercana. 
Todo se hizo humo el 20 de enero de este 2015.

Hasta la fecha se encuentran investigando las causas del incendio, pero puedo adelantar que los drogadictos y alcohólicos del sector ingresaron y... todos conocemos ya el final. Policía, paren de buscar y acepten mi hipótesis.

Adjunto un artículo que me ha parecido apasionante y digno de destacar, se trata de Réquiem Casa Azul de Lota, del profesor y escritor Rolando Chaparro, el cual, con una descripción única, nos remonta a esos buenos años de esta casa.


Recuerdo este día, fui con mi perra a recorrer el lugar, le conté buenas historias.


Aun no regreso a esta zona de Lota, y no lo haré por un largo tiempo. Derechos de imagen: @CBLOTA

.
Las 25 casas de histórico pabellón en Bannen

Población Pedro Bannen es una de las mas grandes y viejas de Lota. Fue ideada por los ingenieros de la Compañía a mediados de los años 40, como solución habitacional luego del terremoto de 1939.

Todos los pabellones aquí construidos son similares; los hay de una y dos plantas, de madera, chimenea, carbonera y lavadero (en ciertos casos). 

El Pabellón 3 de Bannen es un edificio que se ubicaba junto a la línea ferroviaria, en el sector poniente de la población. Como todos los pabellones mas viejos de la ciudad, este fue construido con "primitivos" cortafuegos entre algunas casas, que para la época se consideraban muy avanzados. Sin embargo, a las 3 de la madrugada del 7 de agosto de 2014 se declaró un incendió que terminó destruyendo el pabellón por completo, mas un templo evangélico.

24 casas mas una persona fallecida fue el saldo de lo que hasta la fecha sigue sin aclararse, aunque están los indicios de que el fuego habría comenzado en una de las casas del pabellón que se encontraba vacía.


Vista general de Población Bannen desde Lota Alto, durante la década del 50. Se indica con un rectángulo rojo el pabellón siniestrado.


Un adulto mayor de 91 años fue la víctima mortal de la tragedia. Derechos de imagen M. Saavedra

.
Arde el Barrio Histórico: Pabellón envuelto en llamas

Ni 24 horas transcurrieron del incendio en población Bannen y nuevamente se declaraba un siniestro en pleno barrio Histórico de Lota Alto.

A las 14 horas del día domingo 9 de febrero de 2014 ardía uno de los pabellones del sector "Agua Potable" en Lota Alto (atrás de la Parroquia Matías). Se trataba de uno de los edificios patrimoniales del  barrio que habían sido restaurados manteniendo la línea arquitectónica del lugar: completamente en madera.

Recuerdo que aun no nos reponíamos de la tragedia en Bannen, cuando la sirena resonaba por toda la ciudad. La columna de humo se lograba ver desde casi cualquier sector de Lota, incluso desde Coronel.

10 fueron las viviendas patrimoniales que terminaron destruidas y así se mantienen hasta hoy. Solo la ayuda de bomberos y los mismos habitantes del sector lograron impedir que el pabellón se quemara por completo.


El incendio se propagó rápidamente por el entretecho (común a todas las casas) del pabellón. 

Dos personas lesionadas dejó incendio, uno de ellos un bombero que cayó al interior del edificio.

Un larguísimo etcétera...

Y así, tanto el tiempo como el espacio faltarían para seguir numerando los incendios en Lota; en Población Bannen nuevamente, al menos tres incendios han afectado numerosos pabellones (el último en enero de 2015). También, mientras iniciaba la redacción de este artículo, ardía uno de los pabellones en la histórica población de emergencia (de los años 40) Isidora Goyenechea. Lo anterior sin nombrar las casas que no se consideran como patrimoniales, pero que por estar construidas con material ligero, arden fácilmente. Aquí una muestra de aquello.




.
Pues bien, no está demás el recordar que aquí doy mi opinión y mi visión de los hechos, pero probablemente usted tenga la razón.

Si te ha parecido interesante este artículo, ayúdame a compartir este material, así nuestra ciudad será un poco mas conocida en este país.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

>Incendio del Hospital, mas ruinas a la lista

>La mezcla perfecta; pasado y presente en una misma imagen

>Por las vías del Ferrocarril; bordeando los acantilados

SEGURO TE INTERESARÁ

>10 cosas que siempre te sucederán en Playa Blanca

>Cómo hacían los trabajadores del siglo XIX para no quedarse dormidos por la mañana?

Comentarios